Saltar al contenido

Una cooperativa de telefonía distribuye 60.000 guías para la introducción responsable del primer móvil

/COMUNICAE/

«Hemos creado la guía porque vemos que es un recurso necesario para acompañar a las familias. Al ofrecerla a las usuarias de la cooperativa y a los centros educativos, la respuesta ha sido sorprendente. Ha sido muy emocionante y queremos seguir creando recursos y acciones», expresa Mercè Botella, creadora de la guía y socia fundadora de Somos Conexión

«Guía para familias crueles y malvadas»: el título de la guía es un homenaje en clave de humor a las familias que deciden afrontar de forma valiente este reto educativo.

Gestionar las emociones de adolescentes y jóvenes en un entorno invadido por las pantallas es un reto educativo que necesita mucha determinación y perseverancia por parte de las familias.

Al poner límites se manifiestan muy a menudo sentimientos contradictorios y frustraciones en las madres y los padres cuando estos no se cumplen. Las familias se pueden llegar a sentir crueles y malvadas ante unas hijas e hijos que no conciben el mundo sin el uso de su smartphone. Es necesario aprender a establecer un pacto donde los límites acordados y las recompensas a los compromisos logrados generen un estímulo positivo en el joven o adolescente.

Se trata de hacer ver a los niños, niñas y adolescentes los riesgos que supone el uso «narcótico» de los smartphones y, por tanto, que aprendan a diferenciar entre la necesidad real y la necesidad creada. Para afrontar este reto hay que aportar confianza tanto a los padres y madres que se sienten malvadas, como a las hijas e hijos que se encuentran en una edad en la que están iniciando su camino de distanciamiento y socialización con sus semejantes y que justamente por ello hacen un uso muy intenso de esta tecnología.

Basada en experiencias reales, la «Guía para familias crueles y malvadas» tiene como objetivo que las familias tomen conciencia de la utilidad real y de la responsabilidad que comporta tener un dispositivo móvil personal. Por eso, apuesta por una incorporación del móvil progresiva y acompañada con la voluntad de que la/el joven desarrolle las competencias necesarias para saber autorregular su uso en equilibrio con el resto de actividades de su vida.

A través de un recorrido de incorporación del móvil dividido en cinco etapas que van de menos a más, desde antes de tener móvil hasta hacer de él un uso consciente, la guía ofrece recursos como la plantilla de pacto de uso que establece las condiciones de uso más idóneas en cada etapa para llegar a acuerdos que se pueden ir ampliando o restringiendo según la madurez que va adquiriendo el niño o adolescente durante el recorrido.

Familias, centros educativos, bibliotecas y centros cívicos solicitan cajas y cajas de guías
Más de 500 socias, socios y usuarias de la cooperativa y cerca de 300 centros educativos de todo el estado han solicitado decenas y decenas de guías para hacer de voluntarias y voluntarios y repartirlas entre familias, entidades cercanas o a través del AMPA y/o AFA, en el caso de los centros educativos. 

Además, la cooperativa ha impartido talleres online para ahondar en el recurso. Cerca de 200 familias y docentes han participado en las actividades y han expresado sus inquietudes sobre la presión social que reciben cuando quieren retrasar la incorporación del móvil de sus hijos e hijas.

«Las familias necesitan sentirse acompañadas y que forman parte de un grupo que está en su misma situación. La poca información que todavía hay acerca de las consecuencias del abuso de las tecnologías hace que las familias busquen de forma recurrente actividades y grupos donde les ofrezcan recursos o donde simplemente puedan compartir su experiencia», afirma Mercè Botella.

A partir de recibir las guías y participar en los talleres, las familias y centros educativos compartían sus experiencias:

«Para educar a un niño hace falta la tribu; y ser cruel y malvada en grupo es mucho más efectivo que individualmente. Sentirse acompañada en el proceso es lo mejor.»

«No sé hasta qué punto podemos promover una actuación conjunta para que se tomen medidas directas por parte de la Administración: ILP, Decretos,…?»

«Como instituto, en diciembre decidimos dejar de usar el móvil y solo en caso de emergencia o en un día de fiesta especial en el patio. Nos ha llevado dos semanas que el alumnado se acostumbre. Lo repetimos por Sant Jordi y después, vuestro librito-guía ha sido el colofón. ¡Gracias!»

«Creo que es una guía en formato sencillo, útil y de fácil lectura. Yo la tengo en un sitio a mano para releer y recordar pautas. A mí al menos me resulta necesario «interiorizar» todo lo que aporta».

Consecuencias del poder de la industria tecnológica en los niños y adolescentes
En un momento en que la industria tecnológica parece no tener límites y las empresas de telecomunicaciones empujan a contratar y consumir cada vez más datos, Somos Conexión promueve un uso responsable y consciente para hacer frente y reducir los impactos negativos de la tecnología, tanto en la vida de las personas como en el planeta.

La cooperativa de telecomunicaciones sin ánimo de lucro tiene como pilares esenciales adaptar el consumo a las necesidades de cada persona, ofrecer a sus socios una atención personalizada, avanzar hacia una soberanía de las infraestructuras y de los servicios y difundir herramientas que ayuden a crear un entorno más pedagógico y constructivo en los hogares.

«Invertimos parte de nuestros excedentes en la creación de recursos educativos y actividades que ayuden a proteger de las pantallas a los más jóvenes. La Guía para familias crueles y malvadas, es el primero de ellos. La gran acogida que ha tenido, nos motiva a crear nuevos recursos y a iniciar un nuevo proyecto educativo dentro de la organización».

Fuente Comunicae