Saltar al contenido

Se establecen 450.000 euros de indemnización por negligencia médica

Entrevista a Rosa María Mauri, abogada de Aporcentaje

La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado una sentencia por la cual el Juzgado de Primera Instancia 71 de Madrid ha condenado a una aseguradora por la negligencia médica cometida por un ginecólogo que no diagnosticó el Síndrome de Down que padecía el hijo de una embarazada mientras se le estaba haciendo el seguimiento. La indemnización, que inicialmente se fijó en 275.000 euros, ha acabado alcanzando los 450.000 euros sumando los intereses y las costas. Para hablar sobre este asunto hemos entrevistado a Rosa María Mauri, abogada de Aporcentaje, el gabinete jurídico que no cobra si tú no ganas.

Compartimos un fragmento de la entrevista:

Pregunta: Vosotros sois un gabinete con mucha experiencia en lo que se refiere a negligencias, a fallos médicos.

Respuesta: Efectivamente, y casos como la sentencia que comentamos hoy los hemos también tratado. Es importante que se conozcan estas situaciones.

P: Estamos delante de un caso en el que el ginecólogo que llevaba este embrazo debía haber advertido a la familia de la situación claramente, ¿no?

R: Efectivamente. Todos sabemos que en el seguimiento de un embarazo hay una serie de pruebas de control, unas mínimas pruebas de control y a partir de ahí hay posibilidad siempre de hacer más. Aquí los mínimos recomendados por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia no se cumplieron estrictamente y, pese a ello, tampoco se informó de la posibilidad, y necesidad, en definitiva, de hacer pruebas complementarias para poder verificar este riesgo. De hecho, en este caso, el ginecólogo valoró que el riesgo era bajo y que no era necesario hacer otras pruebas cuando finalmente se ha visto que realmente era una valoración indicada y que no se dio a la familia la información y la posibilidad de decidir sobre este seguimiento del embarazo.

P: En un caso como este, las pruebas a realizar durante un embarazo son muy concretas, están muy pautadas. No sé si habrá sido fácil demostrar la irresponsabilidad, quizá, de este profesional.

R: En este caso sí. Cada caso es un mundo, efectivamente, y nosotros hemos tenido temas parecidos. En este concretamente sí que faltó determinadas analíticas que se tenían que hacer en combinación en el primer trimestre. En los embarazos como mínimo hay que hacer tres ecografías y luego hay una serie de analíticas que vienen a complementar.

¡Dale al play para escuchar la entrevista completa!

Visita cope.es