Saltar al contenido

Advantere School of Management iniciará su actividad en septiembre de 2022

Hemos hablado con Guillermo Cisneros, decano y director general de Advantere School of Management, una nueva escuela de management promovida por la Universidad Pontificia Comillas y Deusto que cuenta con Georgetown como strategic academic partner. El innovador proyecto iniciará su actividad en septiembre de 2022 y ya está en pleno proceso de admisión de candidatos. Mientras se construye su sede definitiva, Advantere ha firmado un acuerdo con Impact Hub Madrid para que esta sea su sede provisional en este primer curso, pero la relación entre Advantere e Impact Hub va mucho más allá. Muestra de ello es una mesa redonda que han celebrado con profesionales de primer nivel para reflexionar sobre los grandes desafíos que plantea la inteligencia artificial para la sociedad.

A lo largo de esta entrevista, Cisneros nos ha explicado qué diferencia a Advantere de otras escuelas de negocios, por qué ellos se denominan escuela de management y no de negocios, cómo es el directivo español frente a los de otros países y qué aportan Comillas, Deusto y Georgetown al proyecto además de nombre y prestigio. Por otro lado, aprovechando que se ha iniciado el proceso de selección, hemos querido saber qué programas ofrecen y a qué tipo de candidatos se dirigen.

Compartimos un fragmento de la entrevista:

Pregunta: ¿Qué diferencia a Advantere de las escuelas de negocios y por qué ustedes se denominan escuela de management y no de negocios, precisamente?

Respuesta: Teniendo en cuenta que la educación es el motor de la sociedad, la diferencia siempre está en una cuestión educativa, y esta es qué aportas al mundo desde tu institución. Nuestra formación se basa en 3 puntos: por una parte, estamos avanzando en un modelo de educación preparado para el siglo XXI; es decir, para los retos de incertidumbre, cambio constante e innovación a los que nos enfrentamos. Hay que hacerlo porque la educación todavía se basa en modelos de la Segunda Revolución Industrial y ya estamos en la cuarta. El segundo punto es la implicación y el compromiso con la sociedad: no queremos que los alumnos cambien el mundo una vez finalicen sus estudios, sino que lo empiecen a hacer mientras estudian. Los estudiantes pueden ser ya agentes de cambio a través de nuestros programas, actividades y proyectos. Finalmente, el tercero es educar líderes con propósito y con capacidad de tomar las mejores decisiones.

¡Dale al play para escuchar la entrevista completa!

Visita cope.es